951 reproducciones

 Por el Ing. Agr. M.Sc. Julio Perrachon


El verano, cuando hay escasez de lluvias, es una época ideal para que las poblaciones de arañuela roja se multipliquen y ataquen algunos cultivos, en este caso las praderas.


Si la población de arañuelas es alta, matan las plantas que componen la pradera, ya que se alimentan de las hojas y además, las telas de araña asfixian las plantas.


El ataque comienza en pequeños manchones, donde los suelos son más pobres y las pasturas tienen poco vigor. Se recomienda recorrer semanalmente las praderas, de mañana temprano (el rocío facilita ver la tela de araña) observando la evolución de la población plaga.


Si la población de arañuelas lo amerita y hay suficiente volumen de pasto (más de 20 cm), se sugiere pastorear con animales.


Si el ataque es muy severo, se recomienda pasar ramas o rastras con los dientes hacia arriba para romper la tela de araña y luego, aplicar acaricida y aceite. En este caso se debe leer atentamente la etiqueta del insecticida, pero antes consultar a un profesional, sobre principio activo, dosis y tiempo de espera para el ingreso de los animales