6838 reproducciones

El destete precoz es una técnica que consiste en separar el ternero de la madre en forma anticipada y definitiva, con el objetivo de que la vaca retome la actividad reproductiva lo antes posible.


 


¿Para qué se realiza el destete precoz?


Se realiza para que las vacas reanuden su ciclo reproductivo. Ello se logra, mediante la supresión de la lactancia, que ocasiona que, por un lado, todo el alimento consumido por la vaca se destine a mejorar su estado y por otro, se levante el bloqueo hormonal que produce el amamantamiento del ternero.


El destete precoz es una técnica que mejora el porcentaje de preñez, independientemente de la condición corporal de las vacas, sin embargo el mayor impacto se logra en animales con condición corporal baja. Los resultados de la investigación concluyen que se pueden lograr aumentos de preñez de más de 30% en vientres con condición corporal en el entorno de 3.


 


¿Qué características deben tener los animales para aplicar el destete precoz?


Se puede realizar en cualquier categoría de vacas, siendo más frecuente en animales con baja condición corporal (CC menor a 3,5),  en vacas en anestro profundo y en vacas tanto de primera como de última cría.


Se deben destetar terneros con más de 60 días de edad y con un peso mínimo de 70 Kg.


 


¿Cuándo es el mejor momento?


El efecto del destete precoz no es inmediato. Luego que los terneros son separados de las madres, las vacas demoran entre 15 y 20 días en presentar celo. Por lo tanto, es conveniente realizarlo como mínimo, entre 30 y 40 días antes de la finalización del entore.


 


¿Cómo se realiza?


Se realiza en dos etapas: una etapa de corral, que dura aproximadamente unos 10 días desde el destete, y otra posterior, durante la cual los terneros se suplementan a campo.


* Etapa a corral


Los objetivos de esta etapa son que el ternero se olvide de la madre y que aprenda a comer ración.


Infraestructura necesaria:


Para implementar un destete precoz debemos contar con:


Corral: se recomienda en forma general alrededor de 10 m2 por ternero.


El corral de destete no debe tener pasto, ya que el mismo compite con el consumo de la ración y puede aumentar el tiempo que le lleve al ternero aprender a comer la nueva dieta.


Sombra: árboles o malla sombra.


Comederos: como mínimo entre 30 y 40 cm por ternero, en comederos lineales.


Agua: como mínimo se recomiendan 5 litros por ternero y por día. Debe ser de buena calidad, fresca y limpia.


 


Suministro del alimento:


En esta etapa, no es conveniente manejar más de 100 terneros por corral, principalmente para poder verificar que todos aprendan a comer y además, poder vigilar en forma adecuada los aspectos sanitarios.


Para evitar el rechazo al alimento y consumos desparejos, el primer día se ofrece solamente agua.


El segundo día se comienza a ofrecer unos 100 gramos de ración por animal, de manera que si no la rechazan, se puede incrementar a razón de 100 gr diarios hasta lograr un consumo de 1 kg de ración por ternero por día.


Se recomienda ofrecer el alimento 2 veces al día, de mañana y de tarde, como forma de disminuir la competencia y permitir que los terneros más “remolones” consuman la ración.


La ración debe ser de buena calidad, específica para destete precoz y contar con un mínimo de 18% de proteína cruda.


El porcentaje de fibra no puede ser alto, porque se utilizará en animales con el rumen poco desarrollado. Es preferible que la ración sea peleteada, porque mejora el consumo y evita la irritación de los ojos.


A pesar de esto último y como estímulo para que los terneros se acerquen rápidamente al comedero, se puede administrar pequeñas cantidades de fardo de buena calidad durante los primeros días, teniendo la precaución de que no sustituyan la ración por el fardo.


En lotes que mantienen un buen consumo de ración, a partir del día 6 o 7, se puede acelerar el proceso de adaptación, soltando los terneros a un piquete durante unas 2-3 horas por día.


La etapa a corral culminará cuando todos los terneros coman aproximadamente 1 Kg de ración por día. Este período puede durar alrededor de 10 días.


 


Aspectos sanitarios


Entre las enfermedades a prevenir destacamos las Clostridiosis y la Queratoconjuntivitis bovina. Se recomienda empezar con la aplicación de las vacunas al pie de la madre, 20 días previos al destete, de manera de poder hacer la revacunación luego del destete. También se puede asociar la dosificación con un antiparasitario.


 


 


* Etapa a campo


Una vez que los terneros aprenden a comer, se continúa con la suplementación a nivel de campo. La calidad y disponibilidad de la pastura es fundamental para determinar el tipo de suplemento a utilizar (costo de la ración) y lograr ganancias adecuadas.


En esta etapa, se ofrecerá al ternero entre 1 y 1,5 Kg de ración. A partir de los 70 días de comenzado el destete, es posible sustituir la ración de 18% de proteína cruda por una de 16%.


El destete precoz se considera finalizado cuando el ternero llega a los 130 kg de peso, luego se continúa con el manejo normal de esta categoría.


El suministro de ración no se debe cortar abruptamente, sino que se debe reducir en forma gradual.


 


¿Qué resultados podemos esperar?


Una mejora de la eficiencia reproductiva como consecuencia de la mejora del balance nutricional de las vacas durante el entore. Al concentrar y adelantar los celos, se podrán obtener terneros más homogéneos.


Los terneros conocerán la alimentación con suplementos, lo cual les permitirá adaptarse más fácilmente a sistemas intensivos de engorde.


Las vacas desterneradas registrarán buenas ganancias de peso, lo que les permitirá ingresar al invierno con una mejor condición corporal, sobrellevar mejor la preñez y tener mejor estado en el momento del parto.


Más allá del impacto productivo que tiene esta técnica, su aplicación en las vacas de último ternero o de refugo, permitirá que se invernen a campo en un tiempo relativamente más corto y por lo tanto, venderlas antes del invierno.


La disminución de los requerimientos nutricionales de las vacas mediante esta técnica, podrá ser particularmente útil en épocas de crisis forrajera, por ejemplo, durante las sequías.