1708 reproducciones

Actualmente, en muchos casos ocurre que la condición corporal de los vientres paridos no se relaciona directamente con lo que les sucede a nivel reproductivo.


Hay que planificar la realización de diagnósticos de actividad ovárica para obtener información más certera sobre lo que pueda estar sucediendo en los animales con condición corporal más baja y fundamentalmente en las vacas de primera cría. Con información podemos tomar decisiones de manejo ajustadas a las verdaderas necesidades.


El diagnóstico de actividad ovárica, nos permite monitorear el estado de los ovarios y determinar cuales son las posibilidades que los vientres queden preñados. Con esta técnica, sabremos si las vacas están ciclando o no, y si no lo están, cuan profundo es ese anestro. Con el resultado del monitoreo, podremos tomar decisiones (flushing, destete precoz o destete temporario) y corregir problemas a tiempo, sobre todo en vacas de primera cría y vacas multíparas con baja condición corporal.