1577 reproducciones

Por el Ing. Agr. Marcelo Pereira Machín


Un complemento para los manejos básicos del campo natural que impliquen un uso más intensivo de insumos con compromiso ambiental debe contemplar tres aspectos: lograr una mayor producción y mantener características como la resiliencia y resistencia a fenómenos adversos. Una de las opciones posibles es ingresar alimento al predio como puede ser el suplemento y otra a la que nos referiremos es la instrumentación de lo que daremos a llamar módulos de alta producción forrajera (MAPF).


Módulo de alta producción forrajera (MAPF)
El desarrollo de este tipo de módulo puede basarse en una serie de opciones:


• Pasturas naturales fertilizadas.
• Mejoramiento de bajos.
• Mejoramiento de campos naturales.
• Praderas y cultivos forrajeros anuales.
• Rotación agrícola/ganadera.
• Riego de pasturas y cultivos.


El fundamento de la existencia del MAPF es que sea la frutilla que le ponemos a la torta y es una forma (aunque parezca paradójico) de cuidar y estimular la producción de los recursos forrajeros naturales y a su vez conciliar la producción y conservación. La importancia o tamaño relativo del módulo será variable y dependiente de la escala y de una serie de factores adicionales (si es propietario o arrendatario, localización, tipos de suelo, capacidad financiera, disponibilidad de mano de obra, etc.).


En general cuanto más pequeño el predio mayor porcentaje del área ocupará el módulo (aunque no de manera lineal) y se deberá tener en cuenta que la pérdida del mismo por ocurrencia de eventos extremos no desestabilice a la empresa. El correcto dimensionamiento es fundamental, evitando así aumentos de producción que lo único que hacen es pagar los costos realizados. Por eso la definición de este módulo debe apoyarse en una detallada planificación del presupuesto forrajero en el corto y largo plazo. Esto implica proyectar las demandas del rodeo (considerando las actividades incluidas en el planteo del productor) y la oferta de forraje del campo natural.


En forma paralela todo esto será complementado con una correcta aplicación del conjunto de tecnologías de manejo animal en vacunos y ovinos, su correspondiente mejora genética y sanidad.