2293 reproducciones

Por la Dra. Betina Coppola


El Mío-mío es una maleza de campo sucio,  que se encuentra en el país y la región. Cuando es consumida por vacunos y ovinos puede causar intoxicación y muerte. Ocasiona pérdidas económicas directas, debido a la muerte de los animales y pérdidas indirectas debido a la disminución en la producción de aquellos que sobreviven y derivadas de los costos de tratamiento y control.


 ¿Qué características tiene la planta de Mío-mío?


Baccharis coridifolia es conocido con el nombre común de Mío-mío o Romerillo.  Es una maleza arbustiva semejante al Romero en cuanto a su aspecto, de tallo grueso, con un porte de 20 a 80 centímetros de altura. Las flores son  de color blanco-amarillento. Florece y fructifica en verano (febrero- marzo), pero la planta permanece verde todo el año y presenta gran resistencia a las sequías.


Se encuentra presente en Uruguay,  sur de Brasil,  Paraguay y gran parte de Argentina.  


 ¿Qué especies animales afecta?


La intoxicación natural afecta principalmente al bovino y es menos frecuente en ovinos y equinos. Normalmente el animal que lo conoce no lo ingiere, pero las restricciones de alimentación puede predisponer a que sea ingerido, al igual que cuando ingresan animales de otras zonas donde no está presente esta planta. Los terneros y corderos lactantes están más predispuestos a intoxicarse cuando comienzan a consumir pasto  por primera vez, este hecho generalmente coincide con la brotación del Mío-mío en la primavera. La intoxicación por Mío-mío puede causar alta mortalidad desde un principio y se limita al potrero donde se halla la planta.


 ¿Qué partes de la planta son tóxicas y a qué se debe su toxicidad?


Toda la planta es tóxica (flores, hojas, tallos y raíces) y se debe a que el Mío-mío absorbe micotoxinas que son producidas por hongos saprofitos del genero  Myrothecium  (roridium  y  verrucaria)  que crece en relación simbiótica en el suelo de las proximidades de la planta. Estas micotoxinas actúan como cáustico y presentan mayor concentración durante el periodo de floración. Luego que la planta es cortada la toxicidad se puede mantener hasta 18 meses.


 ¿En qué momento del año la planta es más tóxica?


 El Mío-mío presenta  mayor toxicidad en otoño al final de la floración (abril-mayo), aunque las pérdidas en bovinos se concentran en primavera (setiembre a noviembre), época de brotación.


 ¿Qué cantidad de Mío-mío debe ingerir un animal para intoxicarse?


Se han registrado muertes en bovinos con dosis mínimas de 2 gr/Kg de Peso vivo (PV) durante la época de brotación activa y de 0,25 a 0,50 gr/Kg de PV durante la época de floración. Los ovinos son más resistentes y necesitan consumir aproximadamente el doble que los bovinos para desarrollar la intoxicación.


 ¿Qué síntomas clínicos presentan los animales?


Los bovinos que ingieren la planta comienzan con algunos síntomas entre 5 y 30 horas luego de la ingestión (intoxicación aguda o sobreaguda) y mueren dentro de las 24 horas posteriores al inicio de los síntomas.  Los animales presentan falta de apetito (anorexia), hinchazón abdominal leve a moderada (timpanismo), inestabilidad de los miembros posteriores, temblores musculares, hocico seco, corrimiento ocular seroso, materias fecales secas al principio y luego se observa diarrea, babeo excesivo (salivación), sed (polidipsia), inquietud que se manifiesta porque el  animal se acuesta y se levanta repetidamente para luego pasar a un estado de depresión. Los ovinos presentan síntomas similares a los bovinos.


 ¿Qué se observa en los animales que mueren intoxicados?


Cuando el animal muere, el cadáver se hincha y presenta abundante espuma verde en la boca. En rumiantes, la lesión más característica es el efecto cáustico que se produce en el tubo digestivo, observándose  la desaparición de la mucosa ruminal,  como consecuencia de la gran congestión y edema que sufre todo el tracto gastrointestinal (rumen, retículo, abomaso y duodeno).


 ¿Cómo se diagnóstica?


La intoxicación por Mío-mío se puede diagnosticar en base a los signos clínicos, las lesiones y por el hallazgo de plantas que han sido cortadas por los animales o restos de la planta que fue consumida encontrados en el rumen de animales muertos, y principalmente por los datos epidemiológicos.


 ¿Con cuáles enfermedades se debe diferenciar la muerte por Mío-mío?


Esta intoxicación debe diferenciarse de otras causas de curso agudo o sobreagudo que pueden producir muerte súbita. La muerte súbita es una forma de presentación de una serie de enfermedades en donde la muerte se presenta sin ninguna manifestación previa. Entre las principales enfermedades que de acuerdo a sus características se puede confundir se destacan el Carbunco bacteridiano y el Meteorismo espumoso.


 ¿Qué tratamiento se aplica a los animales intoxicados?


No existe un tratamiento específico. El tratamiento es básicamente sintomático. Se deben administrar adsorbentes y protectores de mucosa digestiva y eliminar el tóxico no absorbido con sulfato de magnesio y el absorbido, con diuréticos.


El carbón activado a dosis altas (30-50 gramos vía oral) se usa como absorbente en intoxicaciones y a dosis bajas, 5-10 gramos en 100 ml de agua, se usa como antidiarreico.


Para eliminar el tóxico no absorbido del tubo digestivo generalmente se recomiendan los laxantes salinos. Los laxantes salinos más utilizados son: sulfato de magnesio (250 mg/Kg), leche de magnesia (0,5 ml/Kg) y sulfato sódico (200 mg/Kg). Siempre es conveniente antes de tratar a los animales, consultar con el veterinario de su confianza.


 ¿Cómo se puede controlar y prevenir la intoxicación?                  


La principal forma de prevención es la implementación de  un correcto manejo.  Siempre que se transporten animales de zonas libres a lugares donde existe la planta, se debe evitar que los mismos estén mucho tiempo sin alimento y agua. Cuando lleguen a esos predios, si es posible, se recomienda colocar los animales en potreros donde no esté presente la planta o en los que haya poca cantidad. Es importante que los animales no entren con sed a esos lugares.


Hay también métodos que ayudan a prevenir la ingesta de la planta, como por ejemplo,  la aspiración por parte de los animales del humo de la quema de la planta o restregar las encías y labios con la planta para que el animal lo conozca y después evite consumirla.


También se puede hacer una prevención introduciendo a los animales de forma gradual en los campos donde esté presente el Mío-mío. El primer día se hace pasar rápidamente los animales por el potrero contaminado y posteriormente, de forma gradual se va aumentando el tiempo de permanencia hasta un periodo de 5 a 10 días.


 ¿Cómo controlo el Mío-mío en el campo?


La estrategia más importante es la prevención y para ello es necesario mantener el tapiz denso, evitando áreas desnudas, permitiendo el crecimiento de los pastos en primavera. Al ser una maleza nativa es de lenta implantación y cualquier competencia que tenga durante el período impide o afecta su establecimiento, por eso es posible apreciar a disminución del número de ejemplares, luego de algunos años de ajustar la carga a un campo invadido.


El control se puede hacer con métodos combinados, mecánicos (rotativa) y químicos (herbicidas). Sólo el método mecánico a veces no es recomendable ya que se transforman en plantas más grandes. La aplicación de herbicidas en primavera, con máquinas de control selectivo y posicional, logra un buen resultado. Para estos tratamientos siempre es conveniente consultar con su Ingeniero Agrónomo de confianza.