1165 reproducciones

Por el Dr. Alejandro Saravia.


Teniendo en cuenta la proximidad del verano, hay una serie de medidas de manejo que se pueden ejecutar en el predio para obtener buenos resultados productivos y económicos.


Durante los 2 últimos años las condiciones climáticas fueron muy positivas para la producción ganadera, pero generalmente en esta época el régimen de lluvias disminuye, aumenta el calor y la evapotraspiración, lo que afecta no solo al crecimiento y calidad de las pasturas, sino también el confort de los animales.


Coincide esta estación, con el entore de los vientres, categoría a la que hay que prestar especial atención además de pensar en otras categorías como son las de recría y de invernada. A continuación veremos algunas de estas medidas que se pueden tomar, anticipándonos a posibles impactos negativos de posibles meses secos. 


 


Medidas de manejo


En los casos de rodeos de cría, la clasificación por categoría y condición corporal, permite hacer lotes con animales de similares requerimientos. Estos deberán ser distribuidos en los potreros, buscando mejorar la oferta de forraje a las categorías con más necesidades. Se recomienda juntar el rodeo en la tardecita, para verificar el comportamiento de los toros y la presencia de celos de los vientres. Esta operación permite identificar problemas a tiempo y encontrar soluciones antes de la finalización de esta etapa.


 


Control de amamantamiento


Una opción de manejo para que los vientres logren ciclar y se preñen es el control de amamantamiento. Hay que tener en cuenta que debido a la lactación, los animales pueden bajar su estado nutricional y necesitan una atención especial para su rápida recuperación.


Muchas vacas y vaquillonas son entoradas con cría al pie, por lo cual la demanda es mayor que la necesaria para cubrir los requerimientos de estas categorías, esta situación muchas veces impiden el reinicio de su actividad ovárica. Para acortar el periodo sin celos, se pueden aplicar técnicas de control del amamantamiento.


 


Destete temporario.


Colocar una tablilla nasal durante 11 a 14 días en terneros de más de 70 kilos, mejora el ayuda a que las vacas que no están muy sentidas (condición corporal no menor a 3), comiencen a ciclar en poco tiempo.


Destete precoz.


Si su estado corporal es bajo otra opción es el destete precoz del ternero. Cabe aclarar que el destete precoz necesita de una planificación previa, no solo para prever la infraestructura (lugar, agua, sombra), sino también la alimentación específica y la rutina de suministro. Si bien es una medida más drástica, se lograría una rápida recuperación de vacas más comprometidas (condición corporal 3 o menor) entre 20 o 30 días, después de destetadas.


 


Toros


En esta etapa clave, debemos ser cautos de tener al toro en condiciones adecuadas para asegurarnos su eficiencia reproductiva.


 


Alimentación


Es recomendable hacer una evaluación de los potreros de los establecimientos y observar el crecimiento de pasto en cada uno. En base a eso y a los requerimientos de los animales, tratar de brindarles la mejor calidad de alimento a las categorías que realmente lo necesiten.


Si es necesario, se pueden suministrar fardos o alimentos concentrados que pueden mejorar la alimentación de categorías a priorizar. Existen diversas formas de suministro, se pueden suministrar de manera diaria o distanciada en periodos de varios días. Con los concentrados se pueden utilizar reguladores de consumo como la sal (cloruro de sodio). Este tipo de formulación con sal u otro elemento regulador, al ser suministrado en comederos de autoconsumo permite que el alimento esté disponible para los animales por varios días sin necesidad de recargar los comederos.


También otros complementos alimenticios se pueden colocar en bateas o como bloques. Con estos tipos de suplementos se compensa la calidad de la pastura y es más factible llegar a los pesajes favorables para entore.


 


Cuidados sanitarios


En el Norte y Este del país, y sobre toda en verano, se debe hacer los tratamientos contra la garrapata, usando los productos adecuados en tiempo y forma. Estos deben rotarse según las distintas generaciones de garrapata, usando un principio activo desde diciembre a febrero y otro distinto de marzo en adelante. Así tendremos menor incidencia de estos parásitos y evitaremos acelerar los factores que desencadenan la resistencia a estos productos. En esta época son un problema la bichera y mosca de los cuernos, la recomendación es hacer los tratamientos de control necesarios para limitar estas parasitosis. Es necesario mantenerse atentos a las parasitosis internas como lombrices gastrointestinales y saguaypé, fundamentalmente en las categorías más jóvenes, ya que están más expuestas a estas enfermedades. Es importante evitar pérdidas agregadas a una pobre alimentación en el verano. También debemos vacunar los animales para evitar enfermedades infecciosas como por ejemplo clostridiosis, carbunclo o queratoconjuntivitis en los terneros.