2627 reproducciones

El predio de la familia Olveira Pérez se ubica en Paso de Ataques en el departamento de Rivera. Álvaro Olveira nos habla de su experiencia como participante del Proyecto UFFIP. Además, integrantes del grupo, el facilitador y técnicos del equipo del Proyecto, describen el trabajo realizado y destacan los resultados obtenidos.


El Proyecto y el predio
Este proyecto que inició en 2014 fue ejecutado por INIA, IPA, AgResearch (institución de investigación de Nueva Zelanda) y contó con el apoyo del MGAP. Las actividades se implementaron en 20 Predios Foco distribuidos a lo largo de todo el país, priorizando el área de basalto y sierras del Este.

Álvaro Olveira y su madre Alice Pérez llegaron al proyecto con la necesidad de mejorar los índices de productividad, buscando apoyo técnico que mejorara la toma de decisiones.

La familia trabaja 143 hectáreas, las cuales al inicio del Proyecto eran de Campo Natural. En el predio se realiza cría de terneros y terneras y recría de hembras, vendiéndose la vaca de invernada y los terneros machos al destete.


Plan Predial
Los intereses de la familia al participar en el Proyecto eran vivir en el campo y hacer rentable el trabajo en el predio, con esa base se construyó el plan predial. Se trazó una meta financiera que cubriera y permitiera cumplir con los requerimientos de los productores.

Los objetivos específicos que se definieron por parte de la familia fueron:

- Mejorar la calidad de vida.
- Aumentar los índices de productividad.
- Establecer un manejo más práctico del establecimiento.


Las acciones
Para cumplir con el plan se realizaron acciones a corto plazo como bajar la edad de entore de todas las vaquillonas a los 2 años de edad, se estableció también un monto neto de ingreso mensual al establecimiento y por último se resolvió ajustar la carga del predio que al inicio del proyecto estaba por encima del óptimo.

Entre las tecnologías que se integraron al predio, se destacan el diagnóstico de actividad ovárica, análisis coproparasitario y raspaje de toros. Este último se realizó frente a la sospecha que los bajos índices de preñez que se obtenían se relacionaran con una enfermedad venérea, luego de obtenidos los resultados se constató que algunos animales portaban Campylobacter, fue entonces que se identificó a los toros enfermos y se resolvió sacarlos del rodeo.

Otra técnica que se incorporó fue la inseminación artificial buscando mejorar la genética y comenzar a concentrar las pariciones.

Un elemento importante fue la realización del diagnóstico de gestación para poder identificar las vacas preñadas y brindarles una alimentación diferenciada.


La pradera
Debido a que las vaquillonas con 2 años no llegaban en peso al entore, se solicitó realizar una demostración para implantar una pastura perenne que pudiera proveer de alimento en invierno y de esa manera mejorar los índices productivos en las terneras.

Debido a que el predio manejaba solo campo natural, para implantar esta pastura fue necesario previamente sembrar un cultivo anual. El verdeo que se seleccionó fue el raigrás que también fue pastoreado en invierno con algunas terneras. Para la fertilización se analizó el suelo y también la semilla a plantar.

En 2017 se pudo sembrar la pastura perenne compuesta por Festuca, Dactylis, trébol rojo y Lotus Rigel. Esta pastura, al finalizar el Proyecto tenía un buen crecimiento y se espera pastorear en el invierno.



Facilitador
El técnico facilitador de este predio fue Rafael Carriquiry del Plan Agropecuario y su rol consistió en colaborar en la elaboración del plan predial y acercar al predio las tecnologías que considere necesarias pero siempre utilizando el debate y la discusión grupal como herramienta necesaria para la toma de decisiones.

El facilitador se involucró con el productor y el grupo de manera de entender el contexto social y contraponerlo con las técnicas a sugerir.


El grupo foco
El grupo se formó por invitación tanto del productor local a vecinos cómo por el facilitador que también recomendó a productores. Incluso ya en una etapa avanzada del proyecto, cuando se realizó la jornada pública en el predio, algunos vecinos decidieron integrarse al ver los resultados obtenidos y la metodología de trabajo utilizada.

Productores del grupo destacaron la importancia que tiene poder ver la implementación de tecnologías en un predio vecino, y poder analizar juntos los resultados, pero sobre todo ver día a día los avances. Eso genera confianza y facilita que los productores se animen a llevar esas técnicas a sus predios.


Resultados
Al finalizar el Proyecto entre los resultados productivos, se destacan la disminución de la edad de entore de las terneras, llegando en 2017 al servicio con 2 años y un alto índice de preñez, y proyectando inseminar terneras de 18 meses.

Los productores foco destacan que gracias al proyecto cuentan con otra seguridad a la hora de tomar decisiones y que lograron encontrar una manera más eficiente de manejar el trabajo en el campo.

Otro resultado que se destaca, es el proceso de integración generacional que se realizó cuando Álvaro, hoy referente del predio, comenzó a tomar las riendas de la explotación

De acuerdo al productor y miembros del grupo que acompañó el proceso, seguramente el grupo que se formó siga trabajando y el productor sigue proyectando estrategias para continuar mejorando los resultados prediales.



Toda la información sobre el Proyecto en www.UFFIP.uy